Concejo municipal considera opciones de financiamiento para Richmond Promise


By:

blogimage.jpg

Translated by Emmanuel Diaz.

To read this article in English, click here.

El concejo municipal de Richmond eligió el martes solicitarle donaciones a personal de la ciudad y empleados de escuelas locales para Richmond Promise, el programa de $35 millones en becas para estudiantes de Richmond. 

Los detalles de distribución fueron aprobados en noviembre del año pasado. El concejo municipal decidió incluir en el programa la mayor cantidad de estudiantes posible, y concederles una beca de $1,500 cada año escolar.

Este modelo, aunque sea inclusivo, dejará el programa $11 millones endeudado en 10 años si un modelo de financiamiento sostenible no es estabilizado. La reunión el martes fue un intento de abordar el problema. 

“Creo que todos estamos de acuerdo—el programa Richmond Promise es importante, pero si queremos que sea exitoso a largo plazo, tendremos que meterle más dinero,” dijo concejal Jael Myrick como introducción. “Lo que tenemos aquí es fruta madura.”

Mientras asistía una conferencia sobre programas de becas similares a Richmond Promise, el concejal Myrick explicó que se enteró de un programa de contribuciones voluntarios de empleados por medio del United Way Charitable Campaign. 

Bajo este programa, el personal de Richmond daría $2.00 de cada cheque hacia el programa. Al año, si cada empleado contribuyera esta cantidad, la suma sería más de $30,000 para Richmond Promise.

Después de pedirles por carta al distrito escolar, West Contra Costa Unified School District (WCCUSD), y empresas locales que hagan lo mismo, Myrick calcula en potencia $100,000 antes de solicitarles a grandes donantes.

Concejal Vinay Pimplé duda la viabilidad de tal propuesta.

“Me preocupa esta moción porque no se me hace bien pensado,” dijo el concejal.

Pimplé explica que solicitarles a empleados de WCCUSD no es posible porque muchos de sus estudiantes viven fuera de Richmond y no son elegibles para fondos de Richmond Promise.

Tampoco le gusta la idea de simplemente solicitarle fondos por carta a empresas locales.

“No se solicita contribuciones solo por carta,” concejal Pimplé explicó. Típicamente tenemos mucho contacto personal intenso para que se comprometen a lo que estén dispuestos… Creo que estamos tomado unos pazos apresurados que podrían dañar nuestras oportunidades de recaudar fondos en el futuro.”

El concejal continuó que la ciudad tiene planes de contratar un director de recaudación para Richmond Promise, y quizá sería más sensible no acercarse a las empresas hasta que han consultado con profesionales. 

Esta última idea resonó con los concejales, y se llegó a un acuerdo.

El concejo municipal eligió por unanimidad pedir la participación de empleados de la ciudad, WCCUSD, y de escuelas locales chárter y privados en el programa de contribución voluntaria y no pedirle lo mismo a empresas locales hasta contratar y consultar un director de recaudación. 

Los $35 millones para Richmond Promise llegan por medio del Community Benefits Agreement, un acuerdo de beneficios comunitario entre Richmond y la refinería Chevron como parte de sus esfuerzos a modernizar. La meta es hacer accesible una educación universitaria a cada estudiante de Richmond, y las primeras becas serán distribuidas a estudiantes cualificados de la clase graduanda de 2016.

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.
    Fight your California speeding ticket and win here. Fight your red light camera ticket here. Fight your cell phone ticket here.