Moody’s baja Richmond de categoría y expone problemas fiscales


By:

blogimage.jpg

This article first appeared on Radio Free Richmond in English. You can read it here.

La decisión de Moody’s Investor Services este cuatro de agosto de bajar Richmond tres clasificaciones crediticias revela numerosas complicaciones fiscales que enfrenta la ciudad.

Esta es la segunda vez en cuatro meses que la agencia de clasificaciones crediticias baja la ciudad, y rebutan alcalde Tom Butt y administrador municipal Bill Lindsey que partes del reporte este agosto fueron erróneos e infundados. La ida y vuelta entre la ciudad y la agencia expuso varios posible errores y a la vez recalca la profundidad de los problemas monetarios de Richmond.

En el reporte del cuatro de agosto, Moody’s bajo la clasificación de emisor de Baa1 a Ba1, bonos pensión de Baa2 a Ba2, y bonos de ingreso de las aguas residuales de A2 a Baa2.

Las nuevas clasificaciones afectarán a $11.2 de bonos de pensiones obligatorias y $10.7 millones de bonos de ingreso de aguas residuales evaluadas por Moody’s. La ciudad tiene $316.9 millones en deuda municipal y de empresa de aguas residuales.

Esta nueva clasificación “refleja la ineptitud de la ciudad en abordar a largo plazo el desequilibrio estructural de los años fiscales 2015 y 2016, liquidez estrecho, apoyo de fondos generales de recuperación de costos bajo y fondos de empresa, y el riesgo asociado con deuda de tasa variable y derivados,” un analista Moody’s escribió en el reporte.

La clasificación de emisor de Ba1 significa que la agencia de clasificaciones crediticias ven una probabilidad de cinco por ciento que Richmond incumplirá su deuda en los siguientes tres años. También incrementará la tasa de intereses de préstamos y bonos de arrendamiento que quisiera sacar la ciudad en el futuro.

En una carta el seis de agosto, el administrador municipal Bill Lindsey dice, “Normalmente, encuentro el enfoque analítico de la agencia de gran ayuda, pero en este caso, bajar nuestra clasificación se me hace un acto injustificado. Las conclusiones deletreadas en su reporte del cuatro de agosto de 2015 son repletos de errores, declaraciones sin fundamento, y pura conjetura sobre el riesgo crediticio de Richmond que no refleja la historia del manejo de su deuda.”

Los analistas Moody’s reportan: “Anticipamos que a pesar de aumento de ingresos posteriores, esta débil posición se deteriorará sin medidas drásticas de reducción de costos.”

A cual Lindsey response, “Esta declaración que ‘anticipan’ es especulativo y sin apoyo. Ignora nuestras reducciones presupuestarias que nos ha ayudado a operar con un excedente en el año fiscal de 2014-15 y un presupuesto equilibrado para el año 2015-16.

Ambos Moody’s y el concejal Vinay Pimplé dudan el supuesto equilibrio del año fiscal 2015-16.

“Entre discusiones del presupuesto, noté que parte del dinero usado para balancearlo de hecho vino de varias fuentes de sola vez,” explica Pimplé. “La ciudad refinanció un Bono del Civic Center con un swaption, que es básicamente cuando cobramos un bono temprano. Y eso es algo muy alarmante.” 

Considera eso con el dinero de Medida U, el impuesto de medio centavo que originalmente era un medio para financiar la reparación de carreteras, la cual en vez se usó para agujeros en el presupuesto municipal, y es desbalance es de aproximadamente $3.5 millones, supone Pimplé.

“Realmente no lo estaban balanceando estructuralmente, dice analista Moody’s, Lori Trevino, en la publicación comercial, The Bond Buyer.

“Moody’s no nos tiene confianza,” dice Pimplé. “Todavía no estamos listos para ser cambios drásticos. Estamos sacando fondos de única vez solo para seguir adelante, y es por eso que nos bajar la clasificaciones de bonos una categoría entera.”

La ciudad de Richmond también tiene un portfolio de deuda compleja, según analista Moody’s, Eric Hoffman. “Casi todas están devaluadas,” Hoffman le dijo a The Bond Buyer

Esta situación llega tras años de mal manejo fiscal. Analistas Moody’s reportan en la publicación comercial que la liquidez de Richmond bajó de $132 millones en 2010 a $31 millones al fin de 2014 a causa del manejo municipal. 

A pesar del pronóstico deprimente y el balance inseguro del presupuesto municipal del año fiscal 2015-16, la agencia de clasificaciones crediticias sí hicieron algunos errores en su reporte del cuatro de agosto, y la ciudad solicita que la clasificación sea reconsiderada por tales errores.

“Personalmente, creo que Moody’s exageró,” le dice John Knox a The Bond Buyer, un socio en las oficinas de Orrick, Herrington & Sutcliffe quien es consejo de bonos a la ciudad.

El trece de agosto, alcalde Butt, administrador municipal Lindsey, y Alex Knox se encontraron con representantes de Moody’s para discutir sus preocupaciones directamente.

“No quise aceptar un análisis negativo y clasificaciones do bonos reducidos, así que solicité una conferencia,” dijo Butt in en fórum electrónico.

Según el fórum de Butt, los asuntos discutidos incluye la declaración de Moody’s que el base de impuestos queda a 11 porciento bajo su nivel previo a la recesión. “A contrario,” escribe Butt, “el base está a 6.6 porciento, una diferencia de 40 porciento a lo que reportó Moody’s.”

La conferencia entre Butt, empleados municipales, y la agencia de clasificaciones crediticias fue solicitado con la esperanza que Moody’s reconsiderará sus nuevas clasificaciones. Todavía no se sabe si el reporte del cuatro de agosto será redactado, pero es cierto que Richmond tiene muchos asuntos fiscales para abordar en los años próximos.


Translated by Emmanuel Diaz

Photo: Vallarta Daily

Be the first to comment

Please check your e-mail for a link to activate your account.
    Fight your California speeding ticket and win here. Fight your red light camera ticket here. Fight your cell phone ticket here.